Jesús Martínez

Responsable de la zona de producción al agua.

Tras 25 años en la compañía, entrevistamos a Jesús Martínez, responsable de la zona de producción al agua.

  • ¿Qué siente al llevar 25 años en la empresa?

Me siento muy orgulloso de que Pinturas Isaval haya contado conmigo desde el principio y lo haya seguido haciendo durante todos estos años. El tiempo pasa irremediablemente pero en mi caso, el tiempo ha hecho que crezca profesionalmente y cada día estoy más contento de poder formar parte de esta “gran familia”.

 

  • Donde está la clave para mantenerse tanto tiempo en la misma empresa. Cuéntenos su secreto.

¿Secreto? No existe ningún tipo de secreto, simplemente hay que tratar de superarse día a día y trabajar en equipo con todos los compañeros. ¡Esa es la clave del éxito! Por lo menos, a mi me ha funcionado.

Además, constantemente me he ido adaptando a las circunstancias. Esta es mi filosofía de trabajo y seguirá siéndolo siempre.

 

  • Le gusta su trabajo ¿más o menos que antes? ¿le sigue poniendo la misma ilusión?

Mi trabajo siempre me ha gustado. En 25 años ha cambiado, eso no puedo negarlo, pero yo sigo poniendo la misma ilusión y el mismo espíritu de superación que el primer día. He tenido la suerte de poder trabajar en algo que me gusta.

 

  • Cómo era la empresa que usted conoció en 1987 y Pinturas Isaval hoy en día? ¿Cómo ha vivido usted la evolución? ¿Qué cosas han cambiado?

Cuando entré a trabajar en la empresa, PINTURAS ISAVAL destacaba por su buen ambiente. ¡Por suerte ha seguido igual durante todos estos años!

La empresa siempre ha estado muy bien dirigida por los jefes y muy bien coordinada por los responsables de cada sección. Además, quiero matizar el gran compañerismo que existe entre todos los empleados.

La evolución la he vivido con ganas de trabajar y con la ilusión de acoger cuando ha hecho falta, por la buena progresión de la empresa, a nuevos compañeros.

Con el tiempo ISAVAL ha ido a mejor, ha crecido mucho y espero que este desarrollo siga siendo así, gracias al empeño de la dirección y el trabajo de todos y cada uno de los empleados.

 

  • Cuéntenos alguna anécdota o recuerdo de sus 25 años de trayectoria.

Recuerdo especialmente cuando mis compañeros de fábrica y del laboratorio me gastaron una broma haciéndose pasar por un programa de radio.  Los muy “guasones” me dijeron que había ganado un cheque de 1.000€, cosa que creí totalmente. La broma siguió y fue tan real que me dieron el regalo en una cena que organizamos en un tablao flamenco. Fue una de las bailarinas quien me entregó el cheque “falso” de 1.000€. Cuando supe que todo era una broma no pude parar de reír.  Esta es una de las anécdotas más cercanas en el tiempo.

Guardo buenos recuerdos porque en 25 años uno vive muchas experiencias.