27 Feb 2019

Cómo proteger y mantener la madera.

Espacio técnico

La madera es el material de origen vegetal más explotado por el hombre. Elaborada a partir de un organismo vivo, los árboles de tallo leñoso, una vez ha sido cortada, necesita un mantenimiento que la proteja de sus principales enemigos; los insectos, hongos, humedad, el sol y la intemperie.
Formada por fibras de celulosa, sustancia que conforma el esqueleto de los vegetales, y lignina, que le proporciona rigidez y dureza. La madera es un recurso renovable, abundante, orgánico, económico y muy fácil de trabajar.

 

Exterior fachada recubrimiento madera protección

Se utiliza para fabricar productos de gran utilidad como mesas, sillas y todo tipo de muebles, y forma parte de las estructuras y acabados de muchos proyectos arquitectónicos como vigas de madera, suelos de madera, cerramientos…

En el mundo existen miles de especies de maderas que se suelen clasificar en tres grupos.

Coníferas.
EI nombre de coníferas alude a la forma cónica de la mayor parte de las especies de este grupo: abetos, pinos, cedros, etc.
Se encuentran entre las plantas más útiles debido a su madera y otras sustancias como la resina que producen, que se utiliza mucho para elaborar distintos productos industriales.

Tropicales.
Son maderas originarias de las regiones tropicales de África, Asia y América. Su elevado contenido en aceites les confiere una gran protección para su uso en exterior, así como su alta densidad que les protege frente a la abrasión. Estética natural y elegante con una amplia gama de colores. Las maderas más utilizadas son: Ipé, Cumarú, Elondo, Iroko, Massaranduba.

Frondosas.
Son más duras y densas que las coníferas, la mayoría son difíciles de trabajar debido a su dureza y a las grandes tensiones de su estructura. Suelen ser ricas en taninos por lo que es importante bloquearlos con fondos apropiados que eviten la aparición de los mismos en forma de manchas. En el grupo de las frondosas están las especies de hoja caduca presentes en todos los continentes: castaño, cerezo, haya, roble, arce, fresno, abedul…

 

¿Qué agentes pueden afectar a la madera?

Una vez cortada la madera se ve expuesta a los ataques de:

HONGOS Y MOHOS
Los hongos solo actúan cuando el contenido de humedad de la madera, de forma permanente, es superior al 20%. Se clasifican en dos grandes familias, Ascomicetos, que destruyen más lignina que celulosa y que dejan la madera atacada como una masa amorfa, gris-blanquecina y maloliente. La cabeza de las vigas empotradas sufre frecuentemente este ataque. Por otra parte, los Basidiomicetos, que destruyen especialmente la celulosa y dejan la madera sin resistencia a ningún tipo de esfuerzo. Los hongos cromógenos de la madera son los causantes del azulado y el enmohecimiento, y solo afectan a aspectos estéticos y no perjudican las propiedades mecánicas, aunque sí puede aumentar la permeabilidad.

RADIACIÓN SOLAR
La acción de los rayos ultravioletas de la luz solar, especialmente cuando se combinan con la humedad, producen un efecto sobre la madera natural parecido al que originan sobre la piel humana, la queman. Degradan la lignina comprometiendo la cohesión de las fibras y afectando a su consistencia.

INSECTOS XILÓFAGOS
Los insectos atacan a la madera alimentándose de uno de sus principales componentes, la celulosa, lo que provoca su degradación estética y estructural.
Los más comunes son insectos anobidos (o carcoma), que atacan la madera ya curada, tanto de coníferas como de frondosas.
Las termitas establecen sus colonias en raíces viejas o en trozos de maderas sepultadas en el suelo o la tierra, y desde aquí y a través de galerías pueden alejarse en búsqueda de comida atacando cualquier estructura de madera de todo tipo de elemento de la construcción.

HUMEDAD
La madera es un material higroscópico que absorbe o desprende humedad de acuerdo con el ambiente en el que se encuentra. Las alteraciones en el contenido de agua dan lugar a cambios dimensionales muy acentuados. Si el ambiente es seco, la madera libera humedad y se deshincha, por el contrario, si el ambiente es húmedo, la madera absorbe la humedad y se hincha.

 

La madera es un material vivo de gran belleza y resistencia que se ve afectado por el efecto de diversos agentes externos y por el paso del tiempo. Pinturas Isaval, con el fin de mantener las propiedades naturales de la gran variedad de maderas existentes, ofrece las mejores alternativas y soluciones para el cuidado, la protección y el mantenimiento de la madera.

 

Gracias a nuestra experiencia en el campo de la madera y la investigación en nuestros laboratorios, Pinturas Isaval, ha desarrollado Xanol ®, un completo sistema de protección, mantenimiento y cuidado de la madera.

Xanol ® es producto de años de investigación, obteniéndose formulaciones basadas en tecnología propia que dan como resultado un sistema caracterizado por su:

• Facilidad de aplicación.
• Resistencia extraordinaria en diferentes ambientes.
• Acabados atractivos.
• Excelente calidad.

Conoce la familia de productos Xanol® lasures y barnices para conseguir una alta protección y un excelente mantenimiento de la madera.

 

Xanol ® aceite de teca: Aceite especialmente indicado para la restauración de muebles y todo tipo de maderas. Protege, embellece y realza el veteado de la madera.

Xanol ® barniz exterior: Barniz alquídico de alta calidad en base acuosa. Excelente resistencia al exterior debido a la incorporación de potentes filtros U.V.

Xanol ® barniz ignífugo: Barniz base agua transparente para proteger la madera contra el fuego.

Xanol ® barniz interior: Barniz de poliuretano universal monocomponente en base acuosa. Resistencia a los productos de limpieza doméstica.

Xanol ® climas adversos: Lasur de acabado a poro abierto, pensado para la decoración y protección de la madera expuesta a la intemperie en ambientes con climas extremos.

Xanol ® esmalte acrílico: Esmalte acrílico-poliuretánico en base acuosa de altísima calidad y tacto agradable. Resistente a los nocivos efectos de la intemperie.

Xanol ® fondo impregnante: Fondo acuoso para madera, a poro abierto, tanto para interior como para exterior con acción bloqueadora de taninos.

Xanol ® lasur: Lasur de acabado a poro abierto satinado, pensado para la decoración y protección de la madera expuesta a la intemperie.

Xanol ® limpiador de madera: Limpiador potente para maderas manchadas o agrisadas por agentes externos tales como lluvia, polución, rayos U.V.

Xanol ® parquets: Barniz de poliuretano de un componente en base acuosa de alta calidad, gran dureza, resistente a la abrasión, secado rápido y fácil aplicación.

Xanol ® selladora: Pintura selladora alquídica en base acuosa, con excelentes propiedades de sellado y relleno. Fácil lijado.

Xanol ® tapaporos: Fondo poliuretano monocomponente en base acuosa para la preparación de superficies de madera, incluidos suelos, para su posterior barnizado o lacado.

Xanol ® tarimas y terrazas: Lasur satinado a poro abierto de alto poder de penetración, pensado para la decoración y protección de tarimas de madera al exterior.