Fátima Fuertes

Responsable de administración delegación centro.

“25 años dedicados a una Delegación de Pinturas Isaval”

Parece que fue ayer, pero hace 25 años, Pinturas Isaval inauguró su primera delegación, en la que nuestra compañera Fátima Fuerte comenzó a trabajar un 28 de Enero de 1988.

  • ¿Cuál es la función de una delegación de Pinturas Isaval?

Dar un trato más directo y cercano al cliente y un servicio más rápido.

 

  • ¿Cómo ha cambiado en estos 25 años el trabajo en una delegación?

Pues  como ha cambiado en general  la vida;  sobre todo en tecnología, comencé haciendo albaranes  con una máquina de escribir y ahora ya veis…  entrevista por mail. Esta respuesta podría ser muy extensa,  por ejemplo, el almacén es actualmente mucho más moderno, de tener los productos en el suelo y manipularlos manualmente hemos pasado a  su manipulación mecánica en un almacén con estanterías ordenadas.

 

  • ¿Habéis notado una evolución en el mercado de la pintura y sus clientes durante este tiempo?

Si, muy grande. Al principio se pintaba sobre todo con temple en el interior y ahora la gran mayoría utiliza pinturas plásticas, en toda su gama, esmaltes y demás productos específicos.

Todo va relacionado, el cliente ha cambiado a la vez que el mercado y nosotros  nos hemos adaptado con ellos; antes, las tiendas mantenían mayor stock de producto y ahora piden cantidades menores pero más  a menudo. Esto implica un mayor desgaste de trabajo y coste para prestarles la misma atención, pero se asume con positivismo ya que sabemos que en parte se debe a la situación actual de recesión.

 

  • Después de 25 años, ¿qué lazos de unión has creados hacia la empresa?

25 años dan para mucho, haciendo balance… pues lazos de cariño y agradecimiento.

Cuando la vida te “golpea duro”, es muy importante sentir el calor y el apoyo de los que te rodean, y aprovecho estas líneas para daros la gracias A TODOS.

 

  • ¿Dónde está la clave para, a pesar de la distancia, trabajar codo con codo con el resto de compañeros de la empresa?

No hay ninguna clave, creo que en el trabajo se refleja lo que somos y damos como personas, y como bien decís, trabajando juntos e intentando que todo funcione lo mejor posible, vamos todos en el mismo barco, y la distancia… ni se siente.

 

  • Sabemos que las oficinas de la Delegación de Arganda se rehabilitaron con RHONATHERM en 2009, ¿Podrías contarnos qué mejoras habéis notado?

A parte del estético, que  le ha dado una imagen más moderna,  se nota mucho el confort térmico, salvo  los días de frío extremo, prescindimos de la bomba de aire hasta en la oficina ubicada en la planta baja.